Emprender con dinero o sin dinero

En este tema me gustaría compartir las diferencias que he encontrado en la forma de emprender en España o en Estados Unidos y cómo tener o no tener dinero es concebido de manera distinta en ambos lados del mar.

Por ejemplo, en España existen financiadores que me han dicho más de una vez que ellos prefieren los proyectos promovidos por personas que han pasado por escuelas de negocio. Uno de esos grupos financiadores, que tiene un nombre muy paternalista por cierto, me dijo que yo no tenía ese perfil, es decir, su perfil deseado.

Aunque está claro que hay de todo, muchos de esos emprendedores han aprendido a crear empresas para que otros las trabajen, muchas veces apretando las tuercas al máximo a esas personas. Por ejemplo, conozco un jovenzuelo que tiene y ha tenido en su empresa trabajando muchas personas gratis y a jornada completa. A todos les dice que algún día van a ser Directores de Márketing, pero que tienen que pasar ni más ni menos que seis meses de prueba sin sueldo. Elige personas qe viven fuera de Madrid, queda con ellos/as -dice- que cerca de su oficina, pero no les llevan nunca a ella porque tiene varias personas así, en distintas ciudades trabajandoa distancia gratis y de prueba, una prueba que nadie pasa y el único que cobra es él.

Ese es el modelo que funciona en España en muchos casos: te financian si has pasado por una escuela de negocios. Si no es el caso, tendrás que crear proyectos sin dinero y muchas veces lo que hace la gente es convertirse en autónomos y fracasan. En esos casos, se quedan con una deuda gigantesca y pueden llegar a perder incluso su casa.

En Estados Unidos existen financiadores similares a los españoles, e incluso algunos que te dan dinero solo si tú pones una parte importante. Lo que me gusta es que también hay inversores que prefieren invertir en negocios desarrollados por hijos de obreros, es decir, personas que si el negocio lo necesita, estén dispuestos a quedarse hasta las tantas, como un trabajador más para salvarlo. Estos financiadores dicen que han perdido mucho dinero invirtiendo en jóvenes hijos de ricos que no tienen capacidad de trabajo ni de sacrificio.

Otra diferencia es que en Estados Unidos no es extraño que un finaciador te pregunte si has fracasado antes. Mi respuesta, honestamente, sería que sí y ellos, lejos de sentir lástima lo verán como un aprendizaje, un elemento interesante de madurez, a tener en cuenta. Por cierto, yo sigo adelante con nuevas fases de mi proyecto y llamando puertas en estos fríos -gélidos- días previos al comienzo del invierno neoyorkino…

Contacto: juannavidadNY@gmail.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: