La falta de rigor de las noticias sobre los Estados Unidos

Mientras más se “profesionalizan” en aparienccia los medios de comunicación hispanos a ambas orillas del Atlantico exclusivamente con licenciados en peridismo, mayor es el deterioro de la calidad y del rigor del periodismo en general. Parece que las escuelas de periodismo de las universidades no solo no ganan con sus fraudulentos cambios de nombre en las titulaciones para atraer al alumnado”Ciencias de la Información” o “Ciencias de la Comunicación” que se quedan muy grandes para licenciados/as que no saben nada de fonética en medios hablados y pronuncian “téznico” sino que padecen toda clase de carencias ortográficas o no conocen las falacias lógicas y son nefastos a la hora de expresarse. Podría alimentar un blog o wiki con todas las erratas, errores y barbaridades que leo cada día en medios en internet en español.

Por si eso no fuera suficiente, viene el tema de las noticias sobre Estados Unidos. La excusa de que muchas de los contenidos informativos provienen de agencias de noticias no me sirve porque me voy a referir especialmente a medios que se permiten el lujo de contar con una corresponsalía en el país de las barras y las estrellas. Hace ya tiempo que lamentablemente Javier del Pino dejó su trabajo al otro lado del charco. Desde Washington, realizaba una labor impecable que ahora disfrutan sus oyentes los fines de semana en Cadena Ser. Su precisión en el lenguaje y su carácter crítico se nutre también de saber rodearse de personas muy bien informadas y con gran criterio.

No voy a centrarme en la labor de Beatriz Barral o el resto de corresponsales porque daría casi para una tesis doctoral, pero sí quisiera centrarme en el tipo de errores más habituales. Muchos son achacables a los o las corresponsales y otros al propio medio que tira de noticias de agencia sin contrastar la información:

Errores pueriles:
los resumo en un ejemplo fácil de percibir: mil millones de dólares son un billón en el mundo anclosajón, pero no en español. Ese tipo de equivocaciones son muy habituales a estas alturas del nuevo milenio.

Errores imperdonables
son otro tipo de situaciones que resultan increíbles en el caso de personas que están viviendo en Estados Unidos o en alguna de sus ciudades. Ejemplo: se da la noticia de un descarrillamiento de un tren de las líneas de Metro North en Nueva York y añaden que ha habido un accidente de metro.(cuando se trata de una línea de tren que conecta Manhattan con el norte del estado).

Manipulaciones ideológicas
La cantidad de disparates que he podido conocer sobre los dos grandes partidos, sobre las políticas de Obama, sobre Donald Trump o sobre cualquiera de las leyes que se debaten en este país son escandalosos.

Creo que lo más triste para una persona que vive y trabaja de corresponsal es que no sepa cómo es la esencia de este país extraño para quienes no lo conocen, pero diverso, nada contradictorio si se conoce.

Desconocimiento de la historia o la actualidad
Es frecuente que las noticias sobre manifestaciones de minorías o de organizaciones como Black Lifes Matter se vean como un problema. Es comprensible que muchos medios estadounidenses, en su labor manipuladora, insistan en demonizar a quienes protestan contra la brutalidad e impunidad policial, pero que los medios de otros países no tengan un mínimo de rigor. Puede que sea falta de rigor o desconocimiento de nuevo de la labor periodística que debería distinguir entre las causas y las consecuencias de un conflicto.

También es lamentable no saber o no difundir que la brutalidad policial y la impunidad de quienes ejecutan personas de minorías tiene unas raíces históricas. No conocer los mitos estadounidenses, tan insertados en la vida, cultura y cine es imperdonable, porque su conocimiento permite explicar mejor lo que sucede hoy.

Solo con leer los libros de Gerald Horne creo que abrirían de par en par los ojos de quienes hablan sobre los conflictos raciales y cómo se entroncan en la historia de ese país desde sus orígenes.

Pobreza de las fuentes
Una agencia de medios distribuyó la noticia de que Hillary Clinton es la candidata de partido porque -decían- que ha reunido el número virtual de representantes para las convención, los conocidos 2383 votos. Quien conoce la dinámica de la elección de la candidatura presidencial demócrata sabe que los votos de los superdelegados no cuentan hasta la votación definitiva, el día de la Convención de Delegados. De nuevo, ese error no fue visto -yo pienso que deliberada e intencionadamente- por muchos medios estaoudidenses, pero que un medio extranjero no conozca o difunda el bulo es de una irresponsabilidad máxima.

No entiendo cómo muchos periodistas destinados en Estados Unidos parecen solo nutrirse de agencias y de noticias de medios generalistas. No se entiende que no contrasten todos esos puntos de vista convencionales con las reflexiones y noticias independientes que por ejemplo proporcionan Amy Goodman y su grupo de medios Democracy Now.

Llevo más de siete años viviendo en Nueva York y me duelen los ojos y los oídos de descubrir tanto deterioro periodístico en los medios de España e hispanos en sus noticias sobre los Estados Unidos. Si algún medio del mundo desea contar con un profesional en Estados Unidos como corresponsal que haga su labor con total rigor, calidad y compromiso, pueden contactarme: juannavidadNYC@gmail.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: