La Renta Básica y las Redes de Buena Voluntad (la RB y las RBVs)

LaRBylasRBVsURL

Por lo que veo tanto en España como en Nueva York, cada vez tengo claro que el mundo va hacia un proceso de mecanización y automatización tal que en todos los países millones de personas perderán su puesto de trabajo en los próximos años. Encontrarse con gasolineras en las que repostemos, nos sirvamos el combustible y tengamos que pagar con tarjeta obligatoriamente es cada vez más habitual. En Estados Unidos, proliferan las farmacias (centros comerciales de tamaño medio) que no tienen cajero, sino que son los clientes/as quienes se escanean los productos y pagan el total. Los bancos como Chase han cambiado a la vez casi todas sus tradicionales ventanillas por unas máquinas de autoservicio en muchas oficinas y su tradicional servicio telefónico personalizado de gran calidad ahora se ha mecanizado y automatizado reduciendo el personal a su mínima expresión. En el metro de NY cada vez más personas prefieren comprar o recargar sus tarjetas de metro en las máquinas en vez de las urnas de cristal donde el operario u operario de turno es tan habitual que esté malhumorado/a. Con el tiempo, dejará de haberlos, igual que miles de puestos de empleo más. La robotización, mecanización y automatización no es solo en la industria, sino en todos los órdenes de la vida.

Al contrario de lo que debería suceder, las empresas que automatizan sus procesos pagan los mismos impuestos que las que mantienen empleados/as. Uno de los cambios que tarde o temprano habrá que hacer legislativamente será que las empresas que ganen más por tener menos personal terminen pagando más impuestos, porque su función social se habrá reducido notablemente.

Con este panorama, que algún político o partido diga que podemos alcanzar el autoempleo es una mentira burda. Deben saberlo y si lo dicen sabiéndolo nos engañan y si no lo saben son unos ignorantes o viven en Babia. Progresivamente habrá más desigualdades y está claro que crear empleo ficticio no arregla nada. Lo que han prometido quienes eran candidatos a las elecciones municipales en España hasta las elecciones de mañana que crearán empleo público municipal estaban también engañando a la gente. Normalmente, los ayuntamientos crean empleo de baja calidad: eventual, de bajo impacto social y en nuestras vidas. Cuando generan proyectos interesantes o novedosos, ponen al frente de ellos a gente nefasta (sus amistades y familiares), con lo de, de nuevo, los resultados son horrendos y pobres. Así se han malgastado también miles de millones de euros de la Unión Europea en programas inútiles para alimentar estómagos agradecidos.

¿Cómo se puede mejorar las condiciones de vida de las personas que llevan años sin empleo? Para ello, casi todos los partidos proponen parches, es decir: ayudas que mitiguen, alivien o amortigüen la situación de quienes son más desfavorecidos. Como siempre, hay que cumplir una serie de requisitos y quienes no los cumplen, como denuncié en este tema de mi blog tienen que seguir pasando hambre, o abandonar su casa (da igual que vivan en alquiler o paguen una hipoteca) o que sus hijos no puedan ni recibir becas de ningún tipo.

La única solución razonable ante este cambio social, económico y cultural que estamos viviendo es apostar en serio por la Renta Básica. No es en absoluto una utopía. Cada vez hay más profesores y expertos en economía que han demostrado que se puede conseguir. Sinceramente, yo no estoy ya solo en esa lucha por conseguirla. Yo además, miro más allá y apuesto por las Redes de Buena Voluntad. Pienso que, cuando se ponga en marcha la Renta Básica, sea en alguna comunidad autónoma o a nivel estatal, mucha gente va a tomar la decisión de irse a vivir a un pueblo. En las ciudades, 640 euros no dan para mucho, pero en un pueblo se podría vivir muy bien con la misma cantidad.

Pero el cambio posible no es solo el pasar de vivir pasando preocupaciones y disgustos en las ciudades a la tranquilidad apacible de los pueblos, para mí es una oportunidad impresionante, ya que podemos generar programas de colaboración entre grupos de neorrurales de distintas comarcas. Como planteo en este tema: se pueden intercambiar de manera nada mercantilista tanto conocimientos como recursos, materias primas, alimentos, productos envasados, herramientas, objetos de todo tipo… Se puede generar un dinamismo muy interesante entre regiones, aldeas, pueblos, comarcas. No hace falta ni costosas infraestructuras ni cosas raras. Tenemos que evitar crear plataformas tecnológicas caras (que pueden ser foco de corrupción) que salga más caro el collar que el perro. Si se hacen las cosas bien, miles de personas y familias volverán a los pueblos y estaremos generando calidad de vida tanto para quienes llegan sino para quienes ya viven en el apasionante mundo rural.

Por supuesto, para crear esas Redes de Buena Voluntad o para dar a conocer la Renta Básica, si das a conocer este artículo, mejor que mejor 😉

>>>>

Visita también las apariciones en medios de Juan Navidad

Contacto: juannavidad@gmail.com

Twitter: @ESjuannavidad

Anuncios

2 comentarios

  1. […] en el tema anterior trataba el asunto de la Renta Básica junto a mi propuesta de las Redes de Buena Voluntad, en este caso quisiera hacer una reflexión y también un especial hincapié en el mundo rural. […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: