De ricos y pobres

Entre estas palabras no vas a encontrar consejos para hacerte rico rápidamente ni milagrosamente. Es una reflexión que hace ya mucho tiempo que me hago, especialmente cuando veo que la gente quiere organizarse para cambiar las cosas y acabar con las injusticias. Es muy difícil conseguirlo porque las metodologías que suelen usarse no son acertadas.

Se habla de revoluciones horizontales, verticales, de cambios de arriba a abajo y de abajo a arriba, de que la izquierda reparte y la  derecha elimina las desigualdades, pero en muchos casos, si nos fijamos bien, los partidos que dicen que son izquierda reparten, sí, pero sólo a sus correligionarios y generan igualmente un mundo injusto y mal desarrollado porque se corrompen fácilmente.

Entre los elementos que me gusta plantearme sobre por qué los ricos tienen más y los pobres cada vez menos, estarían las siguientes diferencias:
1.-Los ricos tienen el poder. Eso es innegable. Todas las leyes se hacen en su beneficio e incluso cuando parece que es en beneficio de la ciudadanía, si nos leemos la letra pequeña, hay alguna gran empresa, corporación o grupo de ricos que se beneficia. El conocido como Obamacare, que se ha vendido como un gran logro para mucha gente que no tiene recursos para pagarse un seguro de salud es una ayuda, pero también un regalo envenenado, porque obligará a que todas las personas tengan obligatoriamente un seguro de salud o recibir multas si no lo tienen. Las empresas de salud están encantadas.

Mientras, los pobres no son consciente de su poder potencial. Podrían elegir a un partido que cambiase las cosas y prefieren en todos los países quedarse con las opciones de siempre. Podrían juntarse y desarrollar cambios revolucionarios, pero prefieren hacer la lucha, la de la supervivencia, cada uno a su aire.

2.-Los ricos tienen acceso a información privilegiada y a manipularnos con los medios de comunicación de masas. Quienes tienen más, pueden tener más aún porque conocen todo con antelación y además, nos manipulan cada día.

¿Cómo podríamos cambiar las cosas? Es muy sencillo: lo primero, apagando las televisiones, dándole la espalda a todos los grandes grupos de prensa, de internet, audiovisuales, de cine… De esa forma dejaríamos a oscuras la manipulación. Lo que hace la gente pobre es dedicar horas a consumir los programas de televisión para criticarlos, a leer noticias para decir que están manipuladas, no tiene ningún sentido. También podríamos aprender cuáles son las falacias lógicas o las estrategias de manipulación y difundirlas. Si difundimos noticias de medios alternativos y pequeños, podríamos cambiar mucho la forma de ver las cosas.

Otra forma de acceder a más y mejor información es tener en internet miles en vez de cientos de contactos, tanto en FB como en Twitter, etc. Si tenemos una mayor red y si ésta es de calidad, las informaciones de calidad llegan antes y tienen más interés.

3.-Los poderosos están unidos, sin fisuras. Los pobres siempre se dividen por cualquier excusa peregrina. Siempre hay alguna persona que tiene ansia de protagonismo o demasiado tiempo libre  o complejos o el ego demasiado grande y le salen pronto segundones y arribistas que hacen que se creen grupúsculos en torno a cada uno de estos líderes mediocres.

La solución es tener un criterio muy claro de las cosas, no regalar nuestra confianza a cualquiera, ni darle demasiado protagonismo a personas sin ética que, tarde o temprano sabes que van a cometer barbaridades.

4.-Los ricos son los dueños del pasado, del presente y del futuro. ¿Por qué? Porque manipulan la Historia a su antojo, comprando Academias de la Historia en todo el mundo, profesores, expertos, publicando lo que les beneficie, etc. También hemos visto que administran las noticias que nos deben llegar en el presente a través de los medios de comunicación y es tal la desigualdad en los sistemas educativos de ricos y de pobres que el futuro está a su favor.

¿Qué podemos hacer aquí debajo? Lo primero, educar, dar a conocer el pasado, siempre sin dejarnos manipular por los maniqueos que tienen una visión del pasado a su medida. Lo segundo, educar éticamente, para que los niños y niñas de hoy aprendan a leer las noticias, a crear redes informativas, a tener un criterio propio y no ser “carne de cañón” de los medios de manipulación. La tercera medida, educar de manera alternativa, para que los escolares hijos de los pobres tengan más herramientas: sepan más idiomas, mejoren su uso de internet, accedan a más y mejor cultura, produzcan más y mejor cultura, eduquen mejor, sepan comer sano, practiquen deporte y pongan en marcha el verbo más necesario para cambiar las cosas: COMPARTIR.

5.-Los ricos no tienen fronteras ni localismos. Pueden bromear a veces sobre su localidad o su país, pero si nos fijamos bien, los ricos pueden moverse por todo el mundo sin restricciones, mientras los pobres no pueden acceder a muchos de los países, porque no les permiten la entrada.

Si aprendemos a ver el mundo sin localismos, habremos quebrado esta regla. Pensad que los localismos y los nacionalismos están diseñados para manipularnos y la intolerancia para dividirnos. La mejore bandera y la única que yo aplaudo es la de la igualdad total de todos los seres humanos en Justicia, Derechos, Oportunidades y Libertades.

6.-Los ricos están unidos.

¿Y cómo estamos los pobres? Nos cuesta darnos un saludo por la calle o en nuestro propio edificio, ¿así cómo vamos a hablar para comenzar cambios radicales juntos?

7.-Muchos ricos no tienen ética. No se puede decir que todo, pero hay un número grande de ellos que no tienen conciencia, por lo que pueden hacer lo que les dé la gana sin pensar en que pueda haber víctimas o consecuencias. De esta manera se explican que pasen muchas de las cosas que suceden en el mundo. Hay quien está detrás de todo ello, pero, si no tiene conciencia, no va a haber una marcha atrás.

Nuestra mejor manera de avanzar sería justamente la  contraria: que cada vez hubiera más ética entre los pobres. ¿En qué nos vendría bien? Saldríamos ganando en todo: tendríamos una mayor seguridad jurídica en todos nuestros actos, porque si hiciéramos un acuerdo con alguien podríamos tener su garantía personal. ¿Recuerdas hace años que la gente compraba y vendía ganado o incluso tierras y viviendas con la única garantía de un apretón de manos? Volver a las cosas mejores del pasado nos haría mucho mejores.

8.-Los poderosos tienen la iniciativa. Como tienen el poder, lo tienen fácil para decidir todo con mucha antelación. Y no sólo lo que les afecta a ellos, sino a todos los habitantes de este planeta. Así consiguen que estemos en sus manos.

Los pobres vamos siempre a remolque. No tenemos un plan. Somos como esos malos jugadores de ajedrez que vamos escondiendo a la reina y al rey mientras nos acosa por todos lados un jugador experto que  tiene el dominio de la partida. La única solución pasa por tener una agenda propia, un proyecto, un plan y que se adhiera a él todo el mundo, que sean éticos, consecuentes y en cuestión de meses o de años habríamos dado la vuelta al pastel.

9.-Los ricos tienen buenos contactos. Se mueven en las altas esferas, consiguen que sus hijos/as estudien en universidades de mucho nivel a cambio de hacer cuantiosas donaciones (dirán siempre que son sus hijos/as quienes se han ganado ese derecho, pero no siempre es así). Al acabar la Universidad, siguen en contacto y se siguen viendo y conectando unos con otros, aumentando el poder y la influencia que tienen.

Los pobres queremos tener pocas personas en nuestras redes. Alardeamos de tener pocos amigos, pocos contactos en FB, porque nos sentimos perdidos si fueran muchas las personas. Nos pasa lo mismo con todo. Yo recomiendo no sólo tener más y mejores contactos, sino ponerlos en conexión a ellos/as entre sí, que lo bueno se contacte y las buenas ideas se contagien.

Podría haber terminado este tema con un elemento número 10, pero la verdad es que no me gustan los decálogos forzados. Espero que os haya gustado y si sois personas razonables, respetuosas y queréis estar en contacto conmigo en Facebook o en Twitter, enviadme una solicitud. Mi correo de contacto: juannavidad@gmail.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: