Un fin de semana cualquiera en Nueva York

Esta ciudad funciona mal que bien entre semana, pero los fines de semana son puro desconcierto. Quienes tomamos transporte público podemos estar el doble o el triple de tiempo esperando el autobús y el metro directamente se convierte en una ruleta rusa.

Si quedas con alguien, tienes que dejar un margen para los imprevistos. Te puede tocar ir en dirección contraria y volverte para ir a una estación o que cierren directamente una  estación entera por obras, por supuesto, de barrios pobres. Los trenes que viajan expresos, que son muy rápidos de lunes a viernes, se convierten en locales el fin de semana y puedes llegar muy tarde si no has salido con tiempo. Por ejemplo, ayer sábado, en el sur de Manhattan, en una de las más enmarañadas estaciones, creo que era Canal Street, la gente corría desesperada de una línea a otra en busca de un tren que les llevara a su barrio o que al menos les sacara de aquel desconcierto y espera sin límite. Los pasillos estrechos llenos de charcos y agua eran recorridos por jaurías humanas, gente malhumorada que debería estar disfrutando sus horas de ocio.

Los fines de semana la gente las utiliza para hacer las compras de la casa. En muchos supermercados los precios son más elevados los fines de semana. En los regentados por asiáticos, suele pasar que los pescados no tienen nombre, la gente señala el pescado elegido y se lo preparan, muchas veces los empleados no hablan inglés o cualquier lengua occidental, con lo que cuesta hacerse entender con ellos y con ellas, las cajeras, por suerte, es más fácil porque sí saben algo de inglés.

En esos supermercados suelen poner cajas con saldos de verdura, lotes a un dólar de tomates, apio, ajetes, champiñones, por ejemplo, que, si no están muy maltratados alivian la economía de quien los compra porque los de precio “normal” pueden costar el doble o más. No es mala idea situarse cerca del chico asiático alto y delgado que va sacando las verduras en manojos y metiéndolas en las bolsas y lanzándolas “para que no se golpeen mucho” en las cajas, con los lotes más manoseados, en peor estado.

Otra de las acciones típicas de los fines de semana aquí es hacer la lavada de ropa. Quienes tienen vivienda unifamiliar tienen lavadora, pero la mayoría, quienes habitan apartamentos lavan o en el sótano del edificio, que suele tener lavadoras de monedas o tarjeta monedero, o en las lavanderías, muchas de ellas abiertas con amplio horario o incluso las 24h. Los sábados y domingos la gente que lleva compras se cruza con quienes llevan o traen sus ropas en bolsas o carros. Aquí no hay mucho tiempo para el planchado, por eso la gente se suele comprar ropa que no se arrugue mucho y se tiene un cuidado especial en “estirar” bien la ropa, para que quede bien libre de arrugas.

Curiosamente, estamos a un paso de Acción de Gracias, pero la Navidad parece que se resiste a llegar. En España no sé si serán ya habituales dentro de pocos días los villancicos omnipresentes y esas alfombras rojas muy baratas que ponen muchos comercios para que tropecemos y caigamos, con suerte, dentro de las garras del consumismo. Pero esa ya ese es otro tema.

Anuncios

2 comentarios

  1. Muy cierto! Yo no tengo horarios, así es que tan solo espero según sea necesario, o me cambio de estación, o lo que sea.

    Manhattan es un mundo aparte, con todo lo bueno y malo que incluye.

    A prepararse para Navidad, a pesar de que el clima parece primaveral; no se sabe si estamos en noviembre o abril…

    Saludos!

  2. Hola Ramiro,

    Muchas gracias por participar en este blog. Eso es lo bueno, que los imprevistos en el metro te pasen cuando no tengas prisa, porque, si la tienes, es un l’io llegar dos horas despu’es si es un trabajo o para negocios.

    Es cierto, el clima est’a tan loco que parece que estamos en junio. Incluso estos d’ias que va a llover, lo hace t’imidamente, no con la rotundidad habitual.

    Un abrazo, Juan Navidad

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: