La Navidad según Juan Navidad

Quienes me leéis asiduamente o quienes me habéis conocido recientemente o habéis caído de manera casual en este blog, puede que tengáis curiosidad por saber cómo celebra estas fechas navideñas una persona que se llama “Juan Navidad”. Os recuerdo que es mi nombre real, no un apodo, y ese “Navidad” no es apellido, en mi caso, aunque sé que hay gente que se apellida así.

Para empezar, a mí también me ha pillado de sopetón este final de año. Hace nada estábamos haciendo los planes de un recién comenzado 2009 y poco después, nos encontramos con que ya estamos viendo su fin.

Este mes he estado terminando unos cursos que he impartido para emprendedores/as en Extremadura, luego he ido a Albacete a dar un curso de cuentos en el Centro de Profesorado de Hellín. En el viaje de ida me pilló la nevada gigantesca que tuve la suerte de esquivar porque tomé la autopista, siguiendo los consejos del trabajador de una gasolinera, que me dijo que sería lo más conveniente.

Al volver, he estado en Madrid impartiendo un curso de Formación bonificada para docentes de Educación Infantil, de nuevo, un taller de cuentos. Y así, ya estamos a 21,la víspera de la Lotería Nacional y a escasos días de las nochebuenas y los añosnuevos…

Cada año me pasa lo mismo: veo dulces típicos de estas fechas y, cuando por fin me animo a comprarlos, ya estamos en marzo. La ventaja es el precio, pero, la verdad es que pierden cualidades. Es lo que tiene ser despitado jeje

Suelo pasar la Nochebuena en casa de mi madre, como cada año. Este año, espero visita de una amiga que viene desde el otro lado del mar. Iremos a Navarra a casa de Paquita Ruiz,  y luego, vamos a improvisar. No tengo ni idea de dónde vamos a pasar la Nochevieja.

Mi casa, Villa Paquita, la verdad es que no está muy decorada, es cierto. Nunca lo hago. No significa que no lo vaya a hacer por el resto de mis días, puede que un año de estos me entre alguna fiebre y me ponga a colocar luces por toda la casa y santaclauses subiéndose por los barrotes de las terrazas, alguna estrella que se ilumina y parpadee, miles de girnaldas de colores, quién sabe, algún árbol colorido y sorprendente. Y que la gente que pase diga OHHH y que así yo me sienta mejor y ellos también. Podría ser genial romper alguna vez con mi monotonía y quedarme con la del resto de las personas de este planeta, pero, como digo, este año, no toca. ¡Que os divertáis!!!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: