Sueños nada imposibles

Cada día que pasa me gusta más vivir en estos tiempos que nos han tocado. Poder viajar e intercambiar pasiones e información con gente que está al otro lado del mundo, pero aquí cerca, gracias a esta maravilla que es internet.

Me apetecía hablaros de algo que en mi vida tiene mucha importancia y que estas semanas voy disfrutando con cada vez más frecuencia. Soy una persona que, de niño, me rodeaba una familia que no comprendía todas mis ilusiones. Hasta los 11 años tuve a mi hermana Tere que fue todo un torbellino estimulante, pero se casó y me tocó saltar del nido y volar con mi fuerza interior sabiendo que mis sueños no eran irrealizables.

En mi vida he conocido personas que pensaban como yo ocasionalmente y que tenían ese idealismo por brújula. Pero también me tocó compartir mi vida, por ejemplo, con chicas que iban de creativas y al final, cuando llegó la hora de la verdad, en muchos casos no estuvieron a la altura. Hubo una que decía que yo era una persona “pretenciosa” porque había sacado un tríptico con mis próximas actividades, algo que hoy en día, con internet, sería de lo más normal en un blog cualquiera.

Ahora, estoy consiguiendo cosas que parecían impensables hace cuatro o cinco años. Y cada día hay más personas en todas partes que me dicen que mi camino tiene sentido. Están de acuerdo en que debe ser duro, porque soy quien pisa este suelo por primera vez y al mismo tiempo quien diseña y pica y trabaja para crear estas cuatro propuestas que forman mi camino. Pero ver tan a menudo que todo esto tiene sentido me impulsa como un proyectil a buscar, luchar y trabajar por conseguir mis propósitos.

Encuentro personas que no ven disparatado que uno puede vivir en dos, incluso en tres lugares del mundo, dependiendo de la época del año, que no es una barbaridad. O quienes ven mi propuesta de vender mis obras y creaciones de todo un año como algo que muchos artistas o escritores harán en el futuro. Muchas de mis proyectos antiguos, ahora son reales. Acabo de ver cómo proponían una rotonda “atómica” que se parece a un diseño que imaginé para la que sirve de entrada a la Universidad de Alicante. El problema de las personas con inquietudes innovadoras es que nos planteamos soluciones antes que nos demás, no que éstas sean erróneas o equivocadas. Ahora son más personas, cada día que pasa, que me animan a seguir y trabajar en mi línea de siempre, antes tan denostada e incomprendida.

Por  eso de mis últimos 20 o 30 temas en este blog ha habido tantos en los que doy las gracas a tanta gente. Porque en mi vida sois grandes, como decía un poema mío antiguo -del siglo pasado-: “grandes como los márgenes que damos a lo imaginario” 😛

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: