El cuento de las tres Erres

“Os voy a contar el cuento de las 3 erres. Las tres erres son tres palabras que empiezan por “R” que tenéis que conocer para reciclar mejor: Reducir, Reutilizar y Reciclar.  Pero además, son tres cabritas que viven en un pueblo y se llaman Romina, Ruperta y Rosaura. Tienen un vecino que es un conejo que se llama Pepo. Todos los días el conejo Pepo sale a sacar la basura y le dice a las tres cabritas: “Pero bueno, ¿vosotras por qué sacáis tan poca basura?”. Entonces es cuando ellas cuentan su historia: Romina dice: “nosotras somos respetuosas con la naturaleza, utilizamos la fórmula de las 3 erres: Reducimos,  Reutilizamos y Reciclamos nuestros residuos. A mí por ejemplo me encanta Reducir los residuos y yo investigo cualquier sistema que haya para poder reducirlos. Voy al súper o a una tienda y trato de llevarme a casa la menor cantidad posible de envases (de cartón, de plástico) y siempre intento comprar las cosas a granel  en el mercado para no utilizar residuos que se pueden evitar”.

“Hay muchas cosas que se puede reutilizar”- dijo Rosaura. “Por ejemplo, yo recojo libros que la gente ya ha leído o muebles que van a tirar y yo los arreglo. Mi casa está llena de cosas interesantes que mis vecinos o amistades iban a tirar y, cuando los he reparado y restaurado, los suelo regalar a la gente que quiero”.

Ruperta dijo: “yo soy una experta en el reciclaje. Todas las cosas que tú utilizas que se puedan recuperar y que no vayan a un vertedero hay que separarlas primero. Por ejemplo: el papel y el cartón van a un contenedor que es de color azul; las botellas y frascos de cristal van a uno verde; en el contenedor amarillo van los envases: latas, bricks, y envases de plástico. De esta manera, todos esos materiales se utilizan para fabricar nuevos objetos”. Pero Rosaura no quiso dejar de apuntar: “no olvides, Pepo, que antes de reciclar algo, si puedes darle algún uso, a eso se le llama Reutilizar.

Pepo estaba sorprendido porque no sabía todo aquello: “¿Y las pilas?”. Romina se sobresaltó: “no, las pilas no se tiran porque lo mejor es utilizar siempre pilas recargables, para no tener que tirarlas cada vez que las utilicemos. Son muy contaminantes. Y si puedes evitar cualquier tipo de pila o batería, mucho mejor, hay máquinas electrónicas como calculadoras o reproductores de sonido que se pueden recargar con pequeños paneles solares o incluso agitándolas, como las linternas modernas que hay ahora”.

Pepo no sabía nada de esto y se quedó alucinado: “¡qué de cosas he aprendido en un rato!”. Romina siguió dándole informaciones interesantes: “hay muchas más cosas que puedes aprender porque por ejemplo, las bombillas mejores son las que hay ahora que se llaman de ahorro, se pueden reciclar y utilizan un sistema que pagas muchísimo menos dinero en la factura de la luz”.

Romina, Rosaura y Ruperta enseñaron a Pepe que era aquello de las tres Erres, ya sabéis: Reducir, lo primero, Reutilizar si se puede y Reciclar todo separando los residuos: cada cosa en su contenedor.

Nota: el vídeo veréis que tiene algunas imprecisiones producto de la improvisación. Mil perdones 🙂

Si no puedes ver este vídeo, visita el canal de Youtube

Anuncios

One comment

  1. […] te interesen también mis cuentos “El cuento de las tres erres” y “El cuento de la Gripe […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: