De personas y parejas valiosas

Estos días que sirven de cambio de año, de cierre de ciclos y comienzo de nuevos y grandes momentos, son dados a la reflexión y en mi caso, como poeta, no podía ser de otra manera.

Las personas, en la vida, vienen y van

Hoy quería compartir con todos vosotros/as unas sensaciones que tengo que creo que pueden resultaros interesantes. Hace unos días, hablando con unos amigos y amigas, me di cuenta de algo que creo que es muy bonito, que tiene que ver con mis parejas. He salido o convivido con varias chicas en mi vida. Las ha habido altas y bajas, guapas y preciosas 🙂 , simpáticas y extrovertidas o más tímidas; creativas o pragmáticas, conservadoras o progresistas; convencionales y alternativas…

Las relaciones han sido siempre pasionales, grandes historias de energía y de sueños cumplidos y otros pendientes. De todo ese abanico tan variado, rico y diverso de chicas, creo que sólo hay un elemento común en ellas.Y no lo había descubierto hasta ahora. Se trata de algo que me dijeron en algún momento del fin de esas relaciones, cada una de esas chicas con las que ya no estoy en contacto. Me hicieron prometer que no dejaría nunca de escribir. Es una promesa que, quienes me conocen saben que no me ha costado mucho porque expresar con palabras mi vida es el motor que mueve todo lo que hago.

Y dado que no tengo contacto con ninguna de ellas por distintos motivos, quiero despedir esta reflexión a todas ellas con la gratitud que siento porque supieron darme aliento incluso en momentos difíciles, incluso cuando todo acaba y nos vemos en un nuevo abismo del que parece que no vamos a salir.

Pero por suerte, se sale. Se conocen amistades, mundo, espacios, lugares donde se nos quiere, iniciativas nuevas en las que nos dejan participar, nuevos abrazos y guiños cálidos. Cada ciclo es como un nuevo año que comienza con energía. Y suelo decir que las personas que no van a resultarte interesantes en el futuro por la razón que sea, se van autoexcluyendo, se apartan para que siga tu camino, donde en un extraño proceso de selección natural, sólo continúan a tu lado las personas más valiosas, sea de modo continuo o intermitente.

Lo normal es que continúen luchando contigo quienes saben que pueden quererte, aunque no siempre lo merezcas, aunque flaquees y tus bajones o tus dificultades te duelan y no sepas corresponder, como merecen, tus amistades. Gracias a mis amigos/as, al mundo y a quienes me leéis con más o menos frecuencia, por saber “escuchar” estas palabras 😛

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: