Adiós, viejo amigo

Mi amigo Gupy, nos dejó el sábado

El sábado, mi otro amigo, René, me invitó a dar un paseo por Ginebra, a un lugar que me iba a encantar -y no se equivocó-.Tomamos el tranvía hasta el centro, y nos entretuvimos en el Mercado de Las Pulgas, que se celebra los miércoles y sábados en Planpalais. Ya os pondré fotos y un buen artículo sobre el tema. Pero os contaba que el objetivo era otro. Tomamos un autobús que pasa junto a las Naciones Unidas, donde había una manifestación de los tibetanos.

Al llegar descubrí que el lugar, efectivamente, valía la pena. Un mirador con unas vistas impresionantes sobre el lago Leman y las casas de ambas orillas, todo muy verde, como el resto de la ciudad de Ginebra.

El destino quiso que aquellas fotos de después del mercadillo no salieran bien porque se me quedó la cámara en el modo manual -entonces no lo sabía-. Volvimos dando un paseo y René tomó una bolsita de un expendedor que hay cada ciertos metros para recoger las cacas de los perritos y yo me la llevé de recuerdo. En aquel momento pensé en Gupy, mi viejo amigo de 12 años -como los buenos whiskies-. Tampoco lo sabía, pero en ese momento, mi amigo peludo de cuatro patas con quien tengo tantos recuerdos y momentos impresionantes, estaba dando sus últimas caladas a la vida.

Yo estaba lejos, pero me contaron que, unas horas más tarde, lo enterraron. No ha sufrido.

Esta muerte me recuerda otra similar de otra mascota que falleció a mediados de los 90. Yo acababa de terminar una relación y la tía de mi excompañera tenía una perrita que fue a morir justo después de nuestra ruptura. Hay quienes cuentan que los animales tienen esa hipersensibilidad que les hacen sufrir este tipo de hechos. No sé si lo de Gupy es consecuencia o no de mi reciente ruptura, pero en cualquier caso, le llegó la hora y es muy difícil de aceptar que tantos momentos se conviertan, de golpe, en recuerdos. Ahora mi amigo descansa en la paz que respiran las buenas personas. Porque para mí, Gupy siempre fue algo tan grande y tan bello: una gran persona. ¡Hasta siempre, viejo amigo!

Escucha este texto
http://www.lacasadeltrueque.es/audio/adiosviejoamigo.MP3

Recuerda que para poder escuchar esta grabación necesitas tener instalado un reproductor de mp3 tipo Winamp

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: