Marzo ya está aquí

Febrero se me pasó en un santiamén y, sin darnos cuenta, ya estamos en marzo. En mi otro sitio www.juannavidad.com he conseguido remontar el vuelo los dos primeros meses de este año en lo referente a sesiones y páginas mostradas tras un mes de 2007 que no fue malo (más de medio millón de páginas mostradas), pero que hubiera sido mejor si no fuera por la mudanza.

El mes más corto fue también un mes rápido porque volví de Tenerife, impartí un curso de un mes de Internet para trabajadores, di otro cortito en un Centro de Profesorado de Cáceres, viajé a Huelva dos veces a dos pueblos preciosos Aracena y Valverde del Camino. También vi a mi madre en Navarra y estuve con mi puesto de fotos pintadas a mano en el Mercadillo del Día de la Tostada de Arróniz, que tiene un aceite riquísimo.

Marzo es el mes en el que siempre me toca cumplir años (ayer), en el que tengo un curso de Cómo contar cuentos en un pueblo de la Sierra Norte de Madrid, un viaje a Barcelona, una actividad en una biblioteca de Huelva capital, otro curso en un Centro de Profesorado de Cáceres, y comienzo a impartir un curso de Fabricación de cabezudos en Vizcaya/Bizkaia.

Sigo adelante con mis libros de frases, que espero que sean editados este año. Y este mes espero inaugurar sin pompa la plataforma de cursos virtuales. También es el mes que vuelven a pedirme como el año pasado las rejillas para hacer papel reciclado en grandes cantidades tras unos meses de otoño-invierno que no han estado nada mal y que he aprovechado para incluir mejoras técnicas y de calidad.

Os dejo con las fotos de la casi recién llegada primavera en Villa Paquita. La primera es de un arbusto que tengo de la altura de un espino que da unos frutos tropicales que no maduran en mi casa, similares en algo al níspero (pero no lo es), al albaricoque (con hueso dentro, pero no lo es) y con unas flores preciosas, como se puede ver:

Arbusto que da unos frutos muy misteriosos, que sé lo que no son, pero no sé lo que son.

Esta otra foto es de una maceta que se cayó en invierno, pero que la dejé como está a la espera de días mejores para la “agricultura” y ahora está preciosa…

Maceta que se cayó y rompió y se aprovechó de la nueva situación como se ve

Otras flores se asoman entre los tréboles, alegres tras unas lluvias escasas, pero se ve que suficientes para ellas:

Flores y tréboles fresquitos

Y diréis: ¿este tío se olvida esta vez de hablarnos de los gatos? Pues no. Ya véis que los he dejado para el final, en forma de foto de siesta pero adaptada al nuevo solecito. Si so fijáis, ahora prefieren la sombra 🙂

Los gatos a la sombra son felices...

Estos días yo sé que hay muchos visitantes de este blog que esperan que comencemos a trabajar el tema de los cuentos y monólogos, como he prometido. No os apuréis, que empezamos pronto. Lo que sí me gustaría es que os presentáseis insertando un comentario, para que yo sepa que no estoy solo en la galaxia 😛

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: